Carta a nadie

miércoles, 4 de febrero de 2009

En algún sitio a 14 de enero del 2000

¡Hola!
Aquí estoy de nuevo. Por cierto ¡Feliz Año Nuevo!. No te pude escribir antes ¿Te enteraste? Sí, otra vez. Regresó a por mi. No fui capaz de vencerla. ¿Qué hago? Estoy otra vez aquí, perdí mi ser. Ahora solo soy un cuarto y una cama. Vuelvo a ver los mismos horrores, casi las mismas caras. Vivo la angustia de estar cerrada, aquí, en ningún sitio.
Ya sé que me prometiera a mi misma ser fuerte, pero caí, ¡Caí de nuevo!¡Es muy fuerte! ¡No puedo, no soy capaz de apartarla de mi vida! Ella es la dueña de mi cuerpo. ¿Qué cuerpo? Solo soy huesos, piel y vísceras.
Vi su rostro. ¡Te lo juro! El rostro del miedo, de la angustia. Se apodera de tu cuerpo y luego de tu mente. Es retorcida, astuta. Se esconde durante algún tiempo hasta que se harta y sale para destruir tu vida o lo que queda de ella.
Tú eres la única que sigue a mi lado. Este monstruo me apartó del mundo y solo tu fuiste quien de traerme de regreso del infierno.
¡Te necesito! ¡Necesito que estés a mi lado! ¡Tengo miedo! ¡No quiero volver a sufrir en su juego perverso!
Para mi no tenia ser ni rostro. Ahora lo veo todo más claro. Su rostro está hecho de miedo y su ser de dudas. Cuando pronuncio su nombre viene a mi mente recuerdos amargos. Es ella, la anorexia, la que me hizo perderlo todo, casi todo. Tú fuiste la única que fue capaz de soportarme. Te lo agradezco ¡Gracias!

P.D. ¡Puedo vencerla! Sé que con tu ayuda puedo vencerla.

Esta carta la escribí hace ahora ya 9 años. En aquella época yo era una niña rolliza y la obsesión por mi cuerpo empezó a afectarme negativamente. Hasta que un día me planté y dije: ¡SE ACABÓ!. No puedo seguir así porque acabaré destruyendome a mi misma.
Mi familia ni se dio cuenta de lo que me pasaba y aún hoy siguen sin saberlo. Es como una pequeña cruz en mi pasado. Aunque he de decir que logré superar esa maldita obsesión y hoy no me preocupa tener kilos de más. Soy como soy y acepto mi cuerpo tal y como es.

2 comentarios:

Mar dijo...

oleeee!!

No hay nada como aceptarse a si misma y seguir luchando por ti.

Me alegro que quedara todo en un mal sueño y que supieras decir basta.

Besitossssssss

Eli dijo...

Gracias Mar!!!!!
La verdad si hoy en día me ves nunca creerias que cai (por desgracia) en ese mal sueño. Me dí cuenta de mi error antes de caer en el abismo. Tube voluntad y logré enfrentarme a ello. Aunque hoy en día me da algo de miedo ponerme a dieta ( tengo que adelgazar algo según mi médico) por si esa obsesión vuelve a apoderase de mi. Nunca estás a salvo de caer otra vez. Aunque creo que tengo la suficiente fuerza para no caer en sus garras de nuevo. Muchiiisimas gracias mar un beso enooooooorme.

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la denim de blogger.